“No desampare a esos desgraciados”: una carta del párroco de Aguadulce al de El Garrobo.

Sr. Cura Párroco del Garrobo.

Aguadulce, 25 de febrero [1]869.

Muy Sr. mío y compañero,

Adjuntas remito a V. las partidas que me pide en su muy apreciable del 13 y pido a V. que no desampare a esos desgraciados y que haga cuanto esté en sus atribuciones a fin de unirlos en matrimonio y de ese modo cicatrizar las llagas que han abierto en el corazón de sus afligidos y honradísimos padres, a quienes estimo como mis mejores amigos y cuanto resulte en beneficio de ellos es un gozo para mí.

También le remito las bendiciones de sus padres que no desean otra cosa que honrarlos y que Dios bendiga su unión y conozcan el mal que han hecho.

Con esta ocasión se repite V. en cuando pueda complacerle.

Su seguro servidor, que besa su mano,

José Joaquín Ruiz

 

Garrobo. D. Tomás Porras y Mejías y María de la Concepción Fernández y Espinosa

AGAS, leg. 3434.

Anuncios

“Un par de besugos que te remite tu cuñada”: la penúltima epístola conocida entre los hermanos García.

Santander, y febrero 2, de [17]78.

Antonio, ten por seguro como encuentre quien me preste lo que pido; será seguro ponga mi arbitrio. Tengo hechas algunas pretensiones y hasta hoy no tengo alcanzado nada; no llevas buena mira para tratar así en esta ciudad [Santander] como en la de Burgos; el modo de tratar es si tuvieras un año o dos; economía es el sujetarse a pasarlo este poco tiempo con maltrato de alimento por juntar siquiera para traer los mercaderes atractivos; quiero decirte en esto que si tú vienes a esta ciudad a tratar con Pedro o Diego, si traes un bolsillo bueno para cargar cuatro o seis carros con dinero en mano a otra vez que después de acabados todos estos géneros habías de ver cómo no sólo te surtirían sino te [sic] habían de ofrecerte de comisión más que quisieras y caso que yo llegue a poner trato y de tirar a pasarlo muy estérilmente por hacer lo mismo que llevo dicho.

Del trigo no te digo nada porque es muy al contrario de tu intento; lo uno que me dices que si traen el trigo, que si hay carga; el trigo pueden traerlo pero carga es imposible la lleven.

Ve la adjunta carta hice entrega al sujeto.

En el punto que el correo me hizo entrega sin saber yo el oficio conocí no era bueno, más de la mitad no aprovecha, quiere ser todo como la paciencia de los bisos que hace sin padecer a piedra; todo lo que padece a piedra le tira a mal; ya le dije yo al correo como había de ser y después que yo le dije en casa de mi suegro le dijeron lo mismo; hoy con motivo de ser fiesta después de escrita ésta, formo ánimo a estar con el correo para decirle si gusta llevarte un par de besugos que te remite tu cuñada, del domingo por la tarde, no pueden ir más frescos; el pleito no necesitas hallarte tan constante que como haya dinero sin ir tú a Valladolid [bueno, ya sabemos que el pleito, aquellos autos y vagas referencias en cartas anteriores, se seguía en Valladolid, debía ser una hidalguía, de ahí lo de componer su genealogía] saldrá más barato; esto es caso que vaya.

Es cuanto se ofrece y pido a Nuestro Señor os guarde muchos años.

Tu hermano José Miguel García.

Hermano Antonio.

 

Podéis leer las cartas anteriores, aquí, aquí, aquí, aquí y aquí. Todas proceden del Archivo Histórico Provincial de Cantabria, Protocolos Notariales, leg. 3926/1 (Francisco Gómez del Olmo, año 1675).

Sorteo del libro “Hidalguías del Reino de Sevilla”

Sorteo del libro “Hidalguías del Reino de Sevilla”

Bueno… sólo me queda invitaros a que participeis en este concurso y que, si no lo haciais ya, sigáis el proyecto de genealogía viva de Mireia Nieto, de quien todavía tengo mucho que aprender.