El matrimonio, “esa cruz vitalicia”.

Tal día como hoy, hace diez años, tomé estado. Desde entonces llevo sobre mis hombros “esa cruz vitalicia” que, a juicio del riojano Urbán Izquierdo cuando daba su consentimiento a su hijo Vicente en 1784, es el matrimonio.

Quiero celebrar el aniversario de esta cadena perpetua que me autoimpuse hace hoy justamente diez años, y de la que todavía no sé cuántos años me quedan, con esta carta conservada en el Archivo General del Arzobispado de Sevilla, Fondo Arzobispal, Vicaría, Matrimonios ordinarios, legajo 3300.

Pulchra leonina et Turris fortissima, Ricardo Suárez, 2006.

Pulchra leonina et Turris fortissima, Ricardo Suárez, 2006.

 

Ezcaray, y julio 29, de 1784.

Querido hijo,

He visto tu carta de 21 de julio último y a su contenido digo que mediante lo que me manifiestas en ella, y atendidas las circunstancias de mi Señora Doña Mariana de Oceja y Bodelón y por consiguiente las de sus padres, no puedo menos de presentar mi anuencia para que te cases con dicha señora como apeteces, pues siendo esta señora hija de padres honrados y de buenas costumbres que no tienen diferencia y si igualdad a las tuyas, haría yo muy mal en oponerme a lo que manda Nuestra Santa Madre Iglesia en esta inteligencia.

Manifiesta a esta señora y sus padres lo mucho que he celebrado el parecido que de ti han hecho, el cual me deja muy obligado y deseoso de sus órdenes para obedecerlas.

Así te encargo muy de veras que cumplas como Dios manda con el estado que vas a tomar, que es una cruz vitalicia y de mucha responsabilidad para con Dios; éste te guarde y te dé las luces que necesitas para conservar dicho sacramento como manda la Iglesia y desea tu padre y tu madre que no puede ser más largo y te quieren de corazón.

Nuestro Señor dilate tu vida muchos años.

Tuyo siempre,

Urbán Izquierdo Crespo.

Querido hijo Vicente Izquierdo Espinosa.

Se ruega a los familiares, amigos y lectores de este blog se sirvan de los comentarios a este post y redes sociales para ayudar a aliviar la carga de la cruz vitalicia que lleva el autor de estas líneas.

Anuncios

Un pensamiento en “El matrimonio, “esa cruz vitalicia”.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s