“Quién de corazón te quiere es tu padre”: otra carta del mismo archivo sevillano.

Celebramos el Día del Padre con esta carta, escrita hace 202 años por un paisano mío, de un padre a su hijo. Me permito modificar sólo la puntuación y la acentuación de la misma para facilitar su lectura pero mantengo la ortografía para que no pierda su esencia.

A Sebilla, en Dos Hermanas, Calle de la Francesa. A Domingo García.

Lillo [León], y marzo, 24 de 1814.

Hijo y querido mío,

Me alegraré que ésta te alle con perfeuta saluz, como para mí deseo, en conpañía de tu madrastra y ermano. Ésta sólo sirbe para decirte cómo e recibido la tuya el día quince de marzo pero en tanto tienpo que a que estás por esa tierra y no as tenido para medio pliego de papel para escribirme de lo que te a pasado por allá; bien se be que ya me as perdido el cariño.

Tocante a lo que me dices de a como dar o tomar estado haz lo que te parezca que yo no te puedo quitar pero lo que te digo que mires a ber si es de buena gente y que aga y tenga un cortezo de pan porque para mala, donde quiera.

Por acá nos hemos bisto perdidos con raciones y bagages, y los mozos, los que algo balían, los llebaron por soldados, y tu ermano me a contado bueltas y así lo e casado.

Ceso y no de rogar a Dios te guarde dilatados años. De tu deseo recibirás memorias mías y de tu madrastra y de tu ermano y cuñada y a tus tíos y primos y mías; las tomas a medida de tu deseo. Quien de corazón te quiere es tu padre, Josep García, y te hazbierto que en esa ciudad está Basilio Gonzáles y Pedro Rodríguez, del porque sepas de ellos y de tus primos Juan Antonio de Manuel.

Desimula por lo mal escrito, que tengo poca bista.

Joseph García.

Esta carta se conserva en el expediente matrimonial del hijo, conservado en el Archivo General del Arzobispado de Sevilla, Fondo Arzobispal, Vicaría, Matrimonios ordinarios, leg. 639.

Anuncios

2 pensamientos en ““Quién de corazón te quiere es tu padre”: otra carta del mismo archivo sevillano.

  1. Emocionante carta de ese leonés en los avatares posteriores de la guerra provocada por el intruso Napoleón y el retorno de don Fernando VII. Pero principalmente, la de un padre que ama a su hijo y vela por su futuro sentimental y socioeconómico.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s